Despedida del San Francisco de Sales

Posted by | noviembre 29, 2017 | Nuestras novedades |
IMG_2072

Querida Comunidad del San Francisco de Sales:

 

Comenzando esta circular en la que quiero saludarlos les confío que es un poco extraño guardar el documento digital con el nombre “despedida SFS.doc”… Desde muy joven y por distintas circunstancias que me ligan a esta casa salesiana he tenido la alegría de compartir algunos tramos de su reciente historia. Si hablamos de allá lejos… aquí comencé a dar clases y realicé  mis prácticas docentes al concluir mis estudios de profesorado al tiempo que en ese mismo 1984 acompañaba la actividad de los exploradores como asesor del grupo.

 

Después de trabajar nuevamente en el secundario, desde 1998, los superiores de la congregación me propusieron llevar adelante la dirección general del SFS cuando comenzaba 2010. Acepté sabiendo que mucha gente, como ocurrió, iba a respaldar mi trabajo, y que con ellos buscaríamos la forma de que esta querida comunidad siguiera ofreciendo al barrio una propuesta educativa-pastoral a la altura de su hermosa y bendecida historia en Almagro.

 

Por otra parte, se trataba de participar en una experiencia nueva para la Obra de Don Bosco: la de contar con directores generales laicos, cargos que son temporarios, porque se considera positivo que estas responsabilidades se renueven cada tanto. Como ustedes ya saben por comunicaciones anteriores, me han solicitado adelantar un año el cambio y a partir de febrero de 2018 estaré desempeñando las mismas funciones en la casa salesiana “Don Bosco” de Ramos Mejía.

 

Toda circular tiene su minuto de atención; no hay que abusar. Aún cuando “me pide rienda el corazón”. Pero lo dejo para otro momento donde nos encontremos cara a cara. Tan sólo quiero cerrar este saludo agradeciendo a todos, los de ayer y los de hoy: pibas y pibes del Sanfra, animadores de los grupos juveniles y docentes, empleados de la casa y miembros de la familia salesiana local, directivos y equipos de animación de la obra, salesianos consagrados y familias de la comunidad. Sin dejar de tener presente mis límites, siento una gran satisfacción por el trabajo realizado junto a todos ustedes y les deseo lo mejor en nuestra compartida aventura humana de aprender y crecer, llorar y reír, soltar y amar. ¡Que Dios los bendiga!

 

 

IMG_2072

Pablo Giachetti

DIRECTOR GENERAL